Auditorías energéticas

¿QUÉ ES UNA AUDITORÍA ENERGÉTICA?

Una auditoría energética es el estudio y análisis de los flujos de energía eléctrica de un edificio, instalación, proceso o sistema con el objetivo de reducir los consumos, aumentando el ahorro energético y el económico.

La FINALIDAD de una auditoría es optimizar completamente los edificios hasta maximizar la eficiencia de sus instalaciones y la reducción considerable de las emisiones de C02, mediante la adquisición de datos, su procesamiento y la evaluación de las soluciones alternativas. 

Al llevar a cabo el estudio de los edificios y de sus instalaciones, se obtendrán los datos sobre la energía consumida por estos, y se valorarán los aspectos técnicos y los económicos que repercuten en el consumo energético de todas las instalaciones y de cualquier equipo que consuma energía, con el propósito de comprender la gestión del consumo, de detectar los puntos más débiles donde se malgasta la energía o se usa de forma inadecuada, y de ofrecer mejoras y plantear medidas que reduzcan el consumo y optimicen la eficiencia energética. 

Las auditorías se realizan siguiendo una serie de fases en las que se obtendrá información necesaria de los edificios y sus instalaciones para las mejoras, se procesará y se plantearán las soluciones más ventajosas. 

¿CÓMO LA REALIZAMOS?

1º REUNIR INFORMACIÓN 

En primer lugar, se recopilará toda la información posible sobre los edificios, sus instalaciones, sus sistemas, su envolvente, etc. 

2º ASISTENCIA E INSPECCIÓN AL EDIFICIO

Hay que examinar y comprobar el estado del edificio y sus instalaciones y también se estudiará el comportamiento de los usuarios en base a como usan o como les afectan las instalaciones energéticas. Tras esto, se planificarán y se llevarán acabo una serie de mediciones con el equipo correspondiente. 

3º EVALUACIÓN DEL COMPORTAMIENTO ENERGÉTICO

En este paso, se revisará y se examinará toda la documentación recogida en los pasos anteriores sobre los edificios y sus instalaciones, buscando soluciones que mejoren todo lo relacionado con los consumos eléctricos y el resto de servicios energéticos y su facturación. Al contrastar la información y comparar todos los datos se podrán identificar las zonas del edificio y de sus instalaciones sin optimizar, que no funcionen correctamente o donde existan problemas. 

4º MEJORAS

Se proponen todas las propuestas para mejorar el edificio para hacerlos lo más eficientes posibles, basadas en la digitalización, la envolvente, el autoconsumo, la climatización, etc. Con el objetivo de reducir al máximo las emisiones de C02 y con ello también los costes. 

5º VIABILIDAD ECONÓMICA

Para poder considerar el ahorro de energía logrado con las mejoras ya incorporadas, se llevará a cabo un análisis económico. 

6º INFORME

Finalmente, se realizará un informe que de por finalizada la auditoría donde se expongan los objetivos de mejora planteados al inicio, los datos recogidos de los edificios y sus instalaciones con relación a sus características técnicas, su consumo, las mediciones, etc., y todas las propuestas de mejora ideadas para optimizar la eficiencia energética y solucionar completamente todos los problemas detectados. 

7º FINAL

En los edificios e instalaciones se incorporarán pantallas que reflejen los datos de consumo energético y emisiones de C02 obtenidos día a día tras las mejoras para que la población pueda comprobar por sí misma las mejoras realizadas y todos sus beneficios. 

All rights reserved. DS Consultores

© 2021